Cáncer en Animales Slavajes

El cáncer parece afectar a todos los animales, hasta las zebras. Se conoce poco sobre el cáncer que afecta a los aniamles salvajes por razones obvias (muchos no se observan por periodos largos de tiempo). Los que sí se han estudiado son muy interesantes y han demostrado ser útiles también en el estudio del cáncer humano. Como ejemplo, los demonios de Tasmania tienen un tipo de cáncer que se puede pasar de un animal a otro al morder. Más información sobre los temas discutidos en esta página puede ser encontrada en mayoría de los textos introductorios de biología; nosotros recomendamos Campbell Biology, 11ma edición.1


Cáncer en Dinosaurios

Dinosaur.jpg

Cáncer es una enfermedad que ha existido por millones de años. En un estudio hecho en el 2003, unos investigadores usaron fluoroscopía y tomografía computarizadas (CT) para escanear más de 10,000 vértebras de dinosaurios buscando tumores. Encontraron tumores en alrededor de 3% de los dinosaurios con picos (Cretaceous hadrosaurs), pero no encontraron tumores en más ninguna especie. Los tumores incluyen hemangiomas, fibromas desmoplásticos y osteoblastomas.2

En un estudio anterior hecho en 1999, cáncer metástico fue encontrado en solo 1 de las 548 vértebras de edmontosaurios que fueron examinadas. Habían hemangiomas presentes en 20 de las 669 vértebras de edmonstosaurios examinadas, pero estaban ausente en las 286 vértebras de coritosaurios examinadas.34

Los investigadores han enfatizado que, en algunos casos, la ausencia y presencia de ciertos cánceres en algunas especies pero no en otras puede ser a causa de una muestra pequeña en vez de especificidad de especies. Que la ocurrencia significante de hemangiomas encontrada en hadrosaurios sea mayor que en otras especies de dinosaurios sugiere una posible razón genética o ambiental detrás de la incidencia de tumores. Un ejemplo de un factor ambiental puede ser los taninos, fenoles y resinas carcinogénicas que se encuentran en las hojas consumidas por este tipo de dinosaurio.24


Cáncer Facial del Demonio de Tasmania

Tasmanian Devil

En 2008, La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza delcaró oficialmente al Demonio de Tasmania una especie en peligro. (http://www.iucnredlist.org/details/40540/0).

Los animales fueron llevados a la extinción hace miles de años en la Australia continental, después de que los humanos introdujeran a los dingos al continente. La población salvaje remanente ha habitado desde entonces la isla-estado de Tasmania en Australia. A mediados de los 90's la población estimada era de 150,000 demonios.5 Hoy en día, sin embargo, los animales están plagados de un cáncer infeccioso llamado Cáncer facial del Demonio de Tasmania. (DFTD por sus siglas en inglés). Desde el surgimiento de esta enfermedad en 1996, la población ha declinado más del 60%. 6 Como resultado, la que alguna vez fue la mayor poblacíon sobreviviente de marsupiales carnívoros ahora está amenazada con la extinción.

Este tipo de cáncer es muy inusual. La gran mayoría de los casos de cáncer en humanos y animales surgen de una serie de mutaciones en una única célula precursora y sus células hijas. El proceso ocurre a través de un periodo de años y no involucra contacto con otros individuos. El DFTD se desarrolla de forma diferente. Es transmitido de un animal a otro y las células cancerosas son el agente infeccioso.

Los investigadores describen este fenómeno como una transmisión aloinjerto.7 Un aloinjerto es el término para transferir células o tejidos de un individuo a otro. Un ejemplo en humanos es el transplante de órganos. El movimiento de células cancerosas entre animales ha sido confirmado por estudios celulares y moleculares. La célula de un demonio normal contiene 14 cromosomas.7 Las células tumorales de DFTD contienen diferentes cambios genéticos muy distintivos y tienen sólo 13 cromosomas. Importantemente, los tumores de cada animal revisado parecen idénticos.7 Investigadores en Tasmania han encontrado también a un demonio con una anormalidad cromosomal inusual en su tejido no-tumoroso que no aparece en las células del tumor.7 Estos descubrimientos sugieren fuertemente que el cáncer no surgió de las células del propio animal.

< Un cáncer similar al DFTD ocurre en los perros y es conocido como Tumor Venero Transmisible (TVT). El sistema inmunológico del perro es capaz de superar la enfermedad, pero en los demonios parece no serlo. Los investigadores han hipotetizado que la poca diversidad genética que existe entre los demonios de Tasmania ha resultado en un cercano parentesco que ha reducido su respuesta inmune.891011 Como resultado, las células cancerosas transplantadas tienen más probabilidades de sobrevivir, crecer y esparcirse.

La transmisión puede ocurrir por mordeduras, alimentarse del mismo material, apareamiento agresivo u otras interacciones sociales. Los tumores del DFTD se forman mayoritariamente en la cara y/o cavidad oral. El cáncer tambien puede hacer metástasis a otras áreas del cuerpo. Cerca del 100% de los demonios infectados mueren dentro de los 6 meses de aparecer los signos clínicos.7 La muerte es resultado de la inhabilidad para alimentarse, infecciones secundarias o síntomas asociados con la metástasis.

Si los investigadores son capaces de desarrollar una vacuna para el DFTD esto podría detener el esparcimiento de la enfermedad significativamente. Se están haciendo esfuerzos para capturar y reubicar animales sanos para establecer áreas repobladas libres de la enfermedad. El gobierno de Tasmania está trabajando con especialistas en conservación para reducir el impacto de la enfermedad.


Cáncer en Peces Silvestres

Plectropomus leopardus (coral trout)Coral trout (Plectropomus leopardus) with melanoma

En agosto de 2012 se publicó un artículo que describe el descubrimiento de melanoma que afecta a una población de peces silvestres. El pez, Plectropomus leopardus, comúnmente llamada trucha de coral, vive a lo largo del arrecife de la Gran Barrera. Debido a que el arrecife se encuentra directamente debajo del "agujero" más grande conocida de ozono, se cree que el cáncer se debe a una mayor exposición de los peces a los rayos ultravioleta (UV). El ozono normalmente absorbe los rayos UV dañinos, pero el agotamiento del ozono permite que los rayos llegan a la superficie de la tierra (y a los peces). No hay otras causas de cáncer que hayan sido identificadas en el estudio. La luz ultravioleta es el mayor factor de riesgo para el desarrollo de cáncer de piel (incluyendo el melanoma) en los seres humanos.12


Cáncer en Ratas Topo Desnudas

640px-Naked_Molerat_001.jpg

Las ratas topo desnudas viven vidas largas: pueden vivir hasta 30 años.13 A pesar de que la ocurrencia de cáncer aumenta con la edad, no se ha encontrado cánceres en esta especie, lo cual las hace un buen organismo modelo para investigadores de cáncer. Al estudiar ratas topo desnudas, los investigadores esperan descubrir la clave a la resistencia a cáncer: si encuentran por qué estas ratas son tan resistentes a cáncer, pudiesen usar la información en humanos para combatir la enfermedad.

Irónicamente, han habido casos reportados de cáncer en estas ratas.1415 Estos casos indican que las ratas topo desnudas no están completamente a salvo de cáncer, aunque ciertamente no desarrollan cáncer al paso que se esperaría para sus vidas largas. Una razón para esto pudiese ser un carbohidrato polímero, ácido hialuronico, que se ha encontrado en niveles mucho mayores en estas ratas que en otros mamíferos.