Pruebas Genéticas

GeneticTesting.jpg

¿Qué son los genes?

Los genes son la unidad de herencia en todos los organismos. Son cuerdas largas de ADN (ácido desoxirribonucleico). La colección de genes que tiene una persona actúa como un esquema para crear el cuerpo entero. Todo desde el color de tus ojos a tu altura y hasta a algunas partes de tu personalidad es codificado en tu ADN. El colectivo de todos los genes que tiene un organismo se le llama un genoma. En los humanos, el genoma se reparte entre los 46 cromosomas que tenemos (otros animales tienen números diferentes). Los cromosomas de un individuo son heredados-- un conjunto de 23 cromosomas viene de la madre y el otro conjunto de 23 viene del padre. Igual que un lenguaje hecho de letras y palabras, los genes están hechos de cuatro bloques fundamentales, llamados nucleotidos. Los nombres químicos para los cuatro nucleotidos en ADN se abrevian A, C, G y T. Muchos genes contienen información para la formación de proteínas. En estos genes, las "letras" de ADN son organizadas en "palabras" de tres letras. Estos tripletos, luego de ser convertidos a ARN, codificarán para amino ácidos.

Aprenda sobre transcripción y traducción

Aprenda sobre los genes relacionados a cáncer

¿Qué son las mutaciones genéticas?

Daño al ADN pueden llevar a cambios en la información codificada. Estos cambios son llamados mutaciones. Algunas mutaciones pueden causar enfermedades, incluyendo cáncer. La tecnología de examinar los genes le da la opción a algunas personas a ver que mutaciones están causando su cáncer, o si han heredado una mutación a un gen que puede causar cáncer en el futuro. Cambios genéticos que se encuentran en la esperma o los óvulos de una persona puede ser pasada a sus hijos. Estos cambios pueden causar cáncer y muchos de ellos pueden ser identificados por pruebas genéticas. Si el genoma humano fuese un libro, las pruebas genéticas fuesen como buscar errores ortográficos. Estos errores pueden ser causados por factores ambientales, como los químicos en un cigarrillo o los rayos UV del sol, o simplemente pueden ser heredados. Algunas mutaciones casi siempre causan cáncer mientras otras solo aumentan el riesgo que el paciente tenga cierto tipo de cáncer. Es importante notar que todos tenemos genes que están asociados con cáncer. Por ejemplo, todo el mundo tiene el gen BRCA1. Son las mutaciones a BRCA1 que aumentan el riesgo a cáncer. Las pruebas genéticas, entonces, buscan mutaciones.

Hay otros tipos de mutaciones que alteran la secuencia de ADN de un gen. Las mutaciones pueden alterar en severidad--algunas no tienen efectos conocidos y otras tienen efectos enormes en la salud.

Aprenda más sobre las mutaciones y sus efectos

What is genetic testing? Who is it for?

¿Qué son las pruebas genéticas? ¿Para quiénes son?

Las pruebas genéticas pueden ser hechas antes o después del diagnosis. Pruebas predictivas o preventivas a veces son recomendadas para aquellos que tienen una historia familiar de cáncer o han sido expuestos a agentes malignos que los pueden poner en riesgo, como el humo de cigarrillos o  radiación UV. Pruebas diagnósticas son recomendadas para aquellos que han sido diagnosticados con cáncer y tienen una probabilidad de poder ser tratados con terapias dirigidas o inmunoterapias. Las pruebas pueden ayudar al médico y al paciente decidir que tratamiento es el más efectivo. Dependiendo de la condición, las pruebas se pueden hacer en muestras de tumor, heces, sangre, pelo o piel. Si las muestras se mandan a un laboratorio, los técnicos pueden buscar abnormalidades en la estructura de los cromosomas, proteínas y/o secuencias de ADN.1

Aprenda sobre las pruebas genéticas en el Instituto de Cáncer Winship de Emory University.

Cánceres Hereditarios (familiares)

Los cánceres hereditarios usualmente están causados por una mutación en un gen de un represor de tumores. Un represor de tumores es una proteína que regula la división celular y otros procesos relacionados. Los represores de tumores son responsable de la reparación de daños al ADN y asegurarse que las células que tengan daños no se repliquen. Cuando una persona hereda una mutación genética en cualquier gen, la mutación está presenta en todas las células del cuerpo, ya que cada célula tiene la misma información genética. Sin embargo, para que un cáncer realmente se pueda formar, una segunda mutación tiene que ocurrir en la célula. Este concepto es conocido como "La hipótesis del doble golpe" o "hipótesis de Knudson". El primer golpe es tener la mutación heredada en cada célula. El segundo golpe es lo que activa o habilita el cáncer. Por lo tanto, heredar una mutación te hace más suceptible al cáncer porque no es poco probable desarrollar una mutación más que cause que la célula empiece a dividirse sin control.

Las pruebas genéticas pueden ser usadas para detectar las mutaciones asociadas con varios tipos de cáncer, incluyendo algunos tipos de cáncer de seno, colon, ojo, riñón y endocrinal.

¿Las mutaciones genéticas ocurren a través de la vida?

La contestación sencilla es sí. Las mutaciones que ocurren al azar se les conoce como mutaciones espontáneas. Las mutaciones espontáneas pueden ocurrir en genes de represores de tumores y también pueden ocurrir en proto-oncogenes. Los proto-oncogenes motivan la división celular y usualmente son factores de transcripción o factores de crecimiento, lo cual significa que son responsables de decirle a la célula que empiece a replicar el ADN. Cuando un proto-oncogén se muta y se convierte anormal, se le refiere como un oncogén. Una diferencia grande entre oncogenes y represores de tumores es que las mutaciones en los oncogenes usualmente son dominantes, lo cual significa que solo se necesita una copia defectiva del gen para causar daños. Las mutaciones en los oncogenes rara vez se heredan porque resultan en muerte embriónica. Sin embargo, dos excepciones a esto son los oncogenes RET y CDK4. RET y CDK4 codifican para proteínas quinasas. RET es implicado en carcinomas familiares de tiroide y CDK4 está implicado en melanoma familiar.2 Sin embargo, las mutaciones en represores de tumores usualmente son recesivas, lo cual significa que en la mayoría de los casos necesitas que ambas copias del gen sean defectivas para que causen daño (nota que los humanos tenemos dos copias de cada gen, uno de cada padre).

Hay muchos oncogenes diferentes y se puede asumir que por lo menos un oncogén estará activo en cualquier caso de cáncer. Las pruebas genéticas para mutaciones específicas de oncogenes pueden ser muy importantes para el diseño de máquinas de tratamiento. Al encontrar qué mutación(es) causa el cáncer, los médicos pueden determinar más precisamente cuál es el mejor tratamiento para el paciente; tal como usar inmunoterapias, terapias dirigidas o quimioterapias. Las inmunoterapias trabajan mediante mejoras al sistema inmune del paciente, y así poder combatir las células cancerosas mejor. Por ahora, los objetivos de la inmunoterapia son los receptores CTLA-4 y PD-1.3 Ejemplos de inmunoterapias incluyen: Yervoy® (ipilimumab), Opdivo® (nivolumab) y Keytruda® (pembrolizumab). Las terapias dirigidas trabajan mediante el atarse a oncoproteínas específicas. Por ejemplo, el medicamento Herceptin® (trastuzumab) se enfoca en el oncogén HER2/neu que se encuentra en algunos casos de cáncer de seno. Bcr/Abl, una proteína mutante envuelta en leucemia mieloide crónica, es bloqueada por el medicamento Gleevec® (imatinib) y otros medicamentos. Tarceva® (erlotinib) y Gilotrif® (afatinib) se enfocan en EGFR, una proteína receptora en la superficie de las células que es mutada en algunos pacientes de carcinoma pulmonar no microcítico (NSCLC). Otros cánceres causados por mutaciones para los cuales hay pruebas incluyen leucemia linfoide aguda, tumor del estroma gastrointestinal (GIST), linfoma no hodgkiniano y melanoma.

Aprenda más sobre cánceres hereditarios y sus mutaciones genéticas

Aprenda más sobre los represores de tumores