La Propagación del Cáncer por el Sistema Linfático

El Sistema Linfático
El sistema linfático juega un papel importante en el control del movimiento de fluidos a través del cuerpo. Específicamente el sistema linfático controla el flujo de la linfa, un fluido incoloro que contiene oxígeno, proteínas, azúcar (glucosa) y linfocitos (cito=célula). Hay algunas similaridades entre el sistema circulatorio y el sistema linfático.

Los pequeños vasos linfáticos se unen en vasos más grandes y estos a su vez se terminan eventualmente en nódulos linfáticos. Los nódulos linfáticos son tejidos con forma de riñon-frijol y se encuentran en agrupaciones similares a un racimo de uvas ubicados por todo el cuerpo. Los nódulos linfáticos son donde se realiza la activación del sistema inmune y la proliferación celular. El fluido en esta extensa red fluye a través del cuerpo, muy simila al torrente sanguíneo. Es el movimiento de las células cancerosas al sistema linfático, específicamente a los nódulos linfáticos, lo que se usa para detectar la metástasis. Las etapas del cáncer se comentan con más detalle en la sección de Diagnóstico y Detección.

Esparcimiento del Cáncer a través del Sistema Linfático
Cuando una célula cancerosa se han movido a través del sistema circulatorio sanguíneo o linfático o a través de contacto directo a otra ubicación, esta puede dividirse y formar un tumor en el nuevo lugar. Los tumores metastásicos a veces infertieren con las funciones de los órganos que invaden y llevan a la morbilidad y mortandad vista en el cáncer.

El sistema linfático tiene un papel crucial en la metástasis de ciertos cánceres. Los vasos linfáticos están diseñados para la entrada y salida de células inmunológicas, y por lo tanto es facil que las células tumorales entren. Adicionalmente, el flujo del sistema linfático es lento, por lo que existe menos estrés que dañe las células.1 Los investigadores creían originalmente que las células tumorales invadían el sistema linfático a través de la erosion los vasos linfáticos conforme el tumor avanzaba y que la metástasis ocurriría por drenado pasivo. Sin embargo, la evidencia actual sugiere que las interacciones entre las células metastásicas y los vasos linfáticos es mucho más activa y compleja, y se ha sugerido que interacciones específicas entre ambas son requeridas.

La presencia de metastasis en los nódulos linfáticos cerca del tumor primario a menudo indica metástasis a organos distantes, y es un indicador significativo para el pronóstico en muchos cánceres. Para determinar la presencia de metástasis a nódulos linfáticos circundantes, los médicos realiaban una biopsia al nódulo linfático. En este procedimiento, los nódulos se remueven con cirujía y son revisados para buscar la presencia de células cancerosas. Los nódulos pueden ser determinados como positivos o negativos para cáncer.

Debido a que las rutas de drenado de un tumor varian mucho de un paciente a otro, incluso en la misma área, hasta el 30% de los tumores no se les puede predecir una migración a un nódulo linfático específico. Mejoras en la imagenología y mapeo del sistema linfático son requeridos para asegurar que cánceres en metastásis no sean pasados por alto.2

Aprenda más sobre el sistema linfático

Aprenda más sobre la biopsia de nódulos linfáticos

El diagrama debajo muestra el sistema linfático.

lymph vessels and nodes

  • 1. Kopfstein, L., and G. Christofori. 2006. Metastasis: cell-autonomous mechanisms versus contributions by the tumor microenvironment. Cell Mol Life Sci. 63:449-68. [PUBMED]
  • 2. Shayan, R., M.G. Achen, and S.A. Stacker. 2006. Lymphatic vessels in cancer metastasis: bridging the gaps. Carcinogenesis. 27:1729-38. [PUBMED]